Mirada partida

 

La mirada irremediablemente partida por el reflejo huido
que escondía el envés de la presencia: esos restos
de vergüenzas y mortalidad
y miseria que somos, como el fondo
de un embalse o un bolsillo o una esperanza,
súbitamente revelados.

 

© Marcelo Wio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*