Transeúntes de un instante

Rejunte de historias o de
muertos
entrometiéndose en el territorio de esos
muertos sin muerte;
meros manojos de existencia
que le andan profiando cuerpo
al tiempo

Así andan, como
fabulitas o memorias desbordándose
sobre las circunstancias que convergen
en una insistencia
de adioses.

Así, de hombre en hombre/mujer en mujer, en un casi
ir sin ir hacia ninguna parte,
acorralados entre la vida y la muerte y
las indeterminaciones;
así, pues, andan,
retazos de aire
de la muerte antes de la muerte: montón
de instancias
crepusculares.

© Marcelo Wio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*