Multiplicación

"Mañana", Zdeněk Tmej, Praga, 1949.

 

 

Me multiplico mediante replicaciones binarias
que son apenas contornos sin topología
o sombras sin caducidad: señales
sobre la acera y el día
para allanar la posibilidad de un relato secular del tiempo: espera
que no recuerda sus motivos
pero que persiste en la intuición de que esa proliferación
idéntica
es todo lo que hay: uno
tan otro, tan fragmento de eslabón
que se reproduce
sin conciencia, pura inercia.

 

© Marcelo Wio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*