Entreteje los símbolos

 

Entreteje los símbolos, frustrado
de andar empecinando el razonamiento
puro
e impuro
para comprender la realidad: siempre una
más; un falso fondo, una
simetría falaz: un polígono de infinitos lados
constreñido en la finitud precisa del cero.

Todo convirtiéndose todo el tiempo
en esa sustancia de levedad
y ausencia
como la que termina por conformar la borra
del desamor y eso
que llaman memoria, y que sólo es
un alarde contra el tiempo.

 

© Marcelo Wio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*