Descosidos

13 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

    Cada mañana paso frente a una casa que debe haber sido de un silencio. Profundo. Con su dignidad rasguñada de desatención: madera desgarrada; […]

Binacido

9 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

  Dionisio Quijano nació dos veces. De dos madres distintas. Con trece días de diferencia. La primera vez, una noche de luna llena (o a […]

En recuerdo ajeno

25 agosto, 2017 Marcelo Wio 0

  Entró en un recuerdo (lo allanó, para ser más exactos). Buscaba un rostro, una dirección, una fecha. Un punto de referencia. Pero quedó atrapado […]

Gravidez

9 agosto, 2017 Marcelo Wio 0

  Siento como si me crecieran horas y días y años. En mi vientre. Lo dijo como si fuéramos parcelas de permanencia: asombros y repulsiones. […]

Una mera ilusión

3 agosto, 2017 Marcelo Wio 0

  Ludovico Sampeter es generoso aún cuando todo el prestigio del altruismo se ha roto a este lado del cristal del día. Es francamente alegre […]

Vida de los juguetes

14 julio, 2017 Marcelo Wio 0

  Los juguetes sobreviven infancias y ajetreos. Al menos, parecen durar. Pero es, efectivamente,  pura apariencia; apenas la costumbre del observador de creer que todos […]

Uno los ve

7 julio, 2017 Marcelo Wio 0

  Uno los ve en los cafés. Ensimismados. Compartiendo instantes y espacio, sí, pero como un mero e inexorable accidente físico. Como dispuestos así por […]

Orden minucioso

5 julio, 2017 Marcelo Wio 0

  Estuvieron a punto de conocerse. Sólo treinta y siete segundos y una esquina impidió el encuentro. Ella salió de un edificio que él acababa […]

Adiós, Palmira

23 junio, 2017 Marcelo Wio 0

  Me va a disculpar, Palmira, pero no sé qué le iba a decir. Tal vez adiós. Acaso, hasta luego. Probablemente, me iba a marchar […]

Desinviduación

6 junio, 2017 Marcelo Wio 0

  Como premonición ominosa de vaya a saber qué desencuentros diurnos con las horas, el sueño transcurrió por un inverosímil cauce reseco y tumultuoso: trabándose […]

Misceláneas de tren

26 mayo, 2017 Marcelo Wio 0

  Colocó el macuto en el portaequipajes situado encima del asiento. Por la ventanilla se veía la llanura quieta y reseca que se entreveraba con […]