Cronofagia

4 abril, 2017 Marcelo Wio 0

  Nos deseamos a la hora tardía de los rasgos apagados por la demora de los gestos: tentación de emparejar la existencia con la permanencia: […]

Rechazo de la gravedad

3 abril, 2017 Marcelo Wio 0

Observé, sin quererlo, un vuelo distinto: o un incumplimiento luchaba, la gaviota, desluciendo su blanco y su gracia y su adaptación, por posarse sobre el […]

Comunión suspendida

29 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

  seremos comunión suspendida sobre los cotidianos silencios: construcciones del ser sobre el charco quieto de las ansias y el eco equivocado de los acordes […]

Censuras diarias

20 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Censurado el socorro: voz de esos reflejos de ánimos gestos de vida   Censurado el silencio de después del auxilio: comunión de los bostezos que […]

Toca reconstruir

15 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Toca reconstruir la estrurctura de lo soportable: indemnizaciones de olvido neblinas que confunden las persistencias sin signo con ingredientes fatuos para una esperanza Todo para […]

Reconciliar la huella

13 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Reconciliar la huella coloidal con el polvo de los relojes impermeables que auspician efemérides y apresuradas concupiscencias de astros y predicciones ¿Qué huella? La de […]

Toca reconstruir

9 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Toca reconstruir la estrurctura de lo soportable: indemnizaciones de olvido y neblina que confunden las persistencias sin signo; apenas elementos para una esperanza sin fe […]

Where touch becomes

6 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Where touch becomes a strong and omnivorous fruit: deforesting the hand and the recognition: indeterminacy where one becomes briefly the other in that sameness of […]

Al aire retorna

3 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Al aire retornan, desaladas, las jaculatorias sin fe como puertas sin nadie que las atraviese, las inaugure al aire, como a un refugio o a […]

Entre instantes

1 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Entre la conciencia y el orgasmo ocurre el repliegue de tus suavidades: espantadas por la ética del asombro que se aprende en los huecos sin […]