Toca reconstruir

9 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Toca reconstruir la estrurctura de lo soportable: indemnizaciones de olvido y neblina que confunden las persistencias sin signo; apenas elementos para una esperanza sin fe […]

Where touch becomes

6 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Where touch becomes a strong and omnivorous fruit: deforesting the hand and the recognition: indeterminacy where one becomes briefly the other in that sameness of […]

Al aire retorna

3 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Al aire retornan, desaladas, las jaculatorias sin fe como puertas sin nadie que las atraviese, las inaugure al aire, como a un refugio o a […]

Entre instantes

1 marzo, 2017 Marcelo Wio 0

Entre la conciencia y el orgasmo ocurre el repliegue de tus suavidades: espantadas por la ética del asombro que se aprende en los huecos sin […]

Sombras

24 febrero, 2017 Marcelo Wio 0

Sombras o entusiasmos confundiendo sus regiones como un tul grisáceo y gastado colocado sobre el gesto quedo de la ciudad. Telón de estados epidérmicos flotando […]

Ven sueño

21 febrero, 2017 Marcelo Wio 0

Ven, sueño, y apaga el tranvía que hiere la escritura lineal con esas ofensas de vitalidades tardías lucrando vigilias lamidas como axilas nuevas mostrando su […]

Diferimiento

13 febrero, 2017 Marcelo Wio 0

Retrasar la llegada. A donde sea. Deambular tiempo entre eventos que se postulan como definitivos: porque un horror nos ha transformado en personalidad o en […]

Entresijo

8 febrero, 2017 Marcelo Wio 0

Horror de interior, de glándula, de corpúsculo, de imprecisiones royendo la confianza en el tacto y urdiendo las sombras informes con las que se han […]

Voz sin distrito

3 febrero, 2017 Marcelo Wio 0

No tenía región. Sólo una imprecisa presencia que terminaba, indefectiblemente, por diluirse, infiltrada por los silencios desesperados de todas esas conversaciones que no son sino […]

Harto de morir muertes

24 enero, 2017 Marcelo Wio 0

Harto de la pertinaz realidad, con esos colores y formas con sus concreciones límites tan estrictos y geométicos, tan contundentes como un lunes por la […]