Migración foliácea

10 noviembre, 2017 Marcelo Wio 0

  Ocurrió de pronto – si bien los signos que advertían de su inminencia llevaban allí desde hacía unas semanas (pero como siempre, uno los […]

Y llegó Godot

8 noviembre, 2017 Marcelo Wio 0

  La luz roja entraba y salía de la habitación como una marea vulgar, contaminada. El hombre del ojo de vidrio fumaba sin ganas, sentado […]

Memorias

6 noviembre, 2017 Marcelo Wio 0

  Interior de una tienda en el centro de Londres. Noviembre de 1923. 6.37 de la mañana. Vidriera deslucida que no revela qué comercios tienen […]

Deconstrucción

4 noviembre, 2017 Marcelo Wio 0

    Sentado en el sillón de tela verde, gruesa y calurosa. La lámpara tenue para no iluminar más allá de su ámbito: desconocer las […]

Gravedad

28 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

  Los fenómenos no avisan de su ocurrencia. A lo sumo, puede el hombre advertir indicios de intensificación, siempre y cuando éstos se inscriban en […]

El ladrón de frases

23 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

    A Crisóstomo le decían “el ladrón de frases”. Iba de conversación en conversación, hurtando esas pequeñas inteligencias y astucias que a veces se […]

Descosidos

13 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

    Cada mañana paso frente a una casa que debe haber sido de un silencio. Profundo. Con su dignidad rasguñada de desatención: madera desgarrada; […]

Binacido

9 octubre, 2017 Marcelo Wio 0

  Dionisio Quijano nació dos veces. De dos madres distintas. Con trece días de diferencia. La primera vez, una noche de luna llena (o a […]

Zacarías

27 septiembre, 2017 Marcelo Wio 0

    Los mandó a todos a la mierda. Pero, como siempre, en silencio – implementado sin esfuerzo por los labios prietos, acostumbrados. Con un […]

Modelo de Patria

7 septiembre, 2017 Marcelo Wio 0

    Con el final del conflicto, y la subsecuente caída de gobiernos y alianzas y erosiones de fronteras, se encontraron, literalmente de la noche […]

Tan nuevos

1 septiembre, 2017 Marcelo Wio 0

  Eran tan nuevos. Con sus pieles sin fertilidad ni huella. Sus dedos sin tacto. El aroma de la leche cuajada aún en la comisura […]