Araoz y Saldívar

Las palabras eran insuficientes para abarcar la extensión del desacuerdo entre Araoz y Saldívar – sobre todo, porque las razones del mismo habían sido sepultadas por capas sedimentadas de sucesivos recelos e inquinas.

Así, pues, se hablaron a sopapos en la esquina de Papini y Bierce.

© Marcelo Wio

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*